jueves, 28 de octubre de 2010

Opinión pública en la familia. ( Película "En el nombre de Dios")

Es una película que muestra las realidades de la iglesia pues no solamente con la Santa Inquisición ha hecho  mucho daño a la humanidad. Se pueden observar tres casos de unas adolescentes que son internadas en un convento con las monjas magdalenas, en donde rigen su vida en base a la expiación de sus pecados, trabajando arduamente todos los días hasta el día de su muerte y así alcanzar el perdón de Dios.



Lo que demuestra la película como antes del siglo XX y también en sus inicios de este, la sociedad tenía un criterio muy cerrado, la opinión pública  le da una fuerza muy grande a la moral


La mayor enseñanza que nos deja la película es  como la opinión pública tiene la fuerza y la influencia de la moral, se podría decir que la opinión pública es el efecto y  una de las principales causas es la moral, hay que recordar que la moral es un  conjunto de creencias y normas de una persona o grupo social determina el obrar, es decir, que orienta acerca del bien o del mal, correcto o incorrecto, de una acción o acciónes.



Todas las acciones, reacciones, decisiones y actividades que desarrollamos a lo largo de nuestra vida son susceptibles a la opinión pública y por ende a la valoración moral y queda demostrado que la moral delimita la libertad social e individual de los seres humanos, pues cualquier manifestación de el hombre terminara en el juzgado de la opinión pública.


En conclusión se puede decir que la opinión pública en esos tiempos era algo muy preciado sobre todo en la esfera familiar pues se le daba mucha importancia a la reputación que tuviera la familia, se trataba de evitar a toda costa el desprestigio que pudiera generar algún miembro de la familia,  que no cumplirá con los estereotipos y prejuicios que tuviera la sociedad de lo que era una familia que siguiera las leyes de dios, lamentablemente  la sociedad era muy machista y extremadamente moralista en ese tiempo, por lo que, la peor parte la llevaban las mujeres pues a ellas se les culpaba de provocar los malos actos, además que no tenían derecho a opinar pero si a ser juzgadas. Con el paso del tiempo se ha ido erradicando todos estos males sociales, aunque toda vía en nuestros tiempos a pesar de que la sociedad tiene un criterio más amplio, todavía le cuesta trabajo aceptar ideas revolucionarias o que rompan con los prejuicios y estereotipos morales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada